Peces y otros animales que habitan en el abismo

Peces y otros animales que habitan en el abismo

Peces y otros animales que habitan en el abismo
Peces y otros animales que habitan en el abismo

Peces y otros animales que habitan en el abismo. En lo más profundo del océano, viven criaturas sorprendentes que por encontrarse en dichos territorios tan complicados, son desconocidos por muchos. Y es que lo que conocemos como océano es solo una parte de ello, pero hay mucho más.

En la primera parte del océano se encuentran una serie de especies que conforman la materia que generalmente conocemos, allí llega la luz solar y por tanto, es una zona bastante explorada por el hombre.

Ahora bien, más allá de la parte superficial, se encuentras profundidades llamadas el abismo, donde no llega la luz solar y es muy difícil llegar hasta ellas. Allí es donde se ubican especies sorprendentes

Las especies del abismo

Las especies que hacen vida en el abismo son conocidas como abisales y entre ellas se encuentran las siguientes criaturas con sus Curiosidades

Pejesapo espinoso: en tales profundidades es muy difícil encontrar especies cuyo aspecto no sea un poco desagradable y este pejesapo no es la excepción, es una especie muy curiosa que en ningún momento sale del abismo.

Su aspecto puede causar miedo pero su tamaño es pequeño, pues apenas crece más de 20 cm, sin embargo presenta algunas características que les permiten mantenerse con éxito en el entorno, tales como la sensibilidad de los filamentos a través de la cual perciben vibraciones.

Pez víbora: con un tamaño pequeño pero dientes gigantes, esta especie tiene un aspecto con el que podría participar en una película de terror pues sus dientes exceden por mucho el tamaño de su boca y no puede cerrarla, siendo que estos alcanzan sus ojos.

Esta exagerada dentadura le permite cazar muchas presas pero una de sus Curiosidades es ser una amenaza, pues si la elige mal, terminará el depredador siendo la víctima.

Gran engullidor: este pez es uno de los de mayor tamaño que habita en el abismo, cuenta con ojos de gran tamaño y cola afilada. Es un excelente cazador y recibe su nombre por su gran mandíbula que le permite comer su presa de un bocado.

Pez Duende: este pez tiene una apariencia quizás no tan monstruosa como los anteriores pero sí bastante curiosa, pues aunque se observan protuberancias en su cara estas no corresponden a los ojos.

Este pez cuenta entre sus Curiosidades con ojos en la parte interior de la cabeza, con una orientación distinta a los otros pues ven hacia arriba de modo que no pueden sorprenderle otros peces.

Yelmo de nariz cuadrada: este pez debe su denominación a la placa que presenta la cabeza, la cual luce un aspecto similar a los instrumentos llamados yelmos que se utilizaban durante la Edad Media como protección de los caballeros.

Viven a una profundidad de cuatro mil metros y su tamaño es muy pequeño pues apenas superan los 10. Por supuesto, al ser una especie del abismo, su aspecto presenta una forma peculiar pues su nariz es más grande que los ojos.

Esta especie se destaca por su sentido de orientación, lo cual le permite mantenerse con vida en las oscuridades del abismo, así como también, cazar otras especies para alimentarse.

[orbital_cluster pages=”301,313,389,352,296,253,143,140,307,363,247,356,289,381,1,137,369,220,233″ order=”DESC” orderby=”rand” postperpage=”3″ featured=”3″]

Posted in Sin categoría